Vídeo de la Copa Asturiana de Esquí de Montaña de 2005

       Ya dijimos que este blog no iba a tener orden ni concierto; así que en plena temporada de escalada en roca, cuando intentamos afinar nuestra forma para los retos del verano, nos descolgamos con un vídeo de esquí de montaña; y no un vídeo actual, exprimiendo la temporada en los glaciares de los macizos alpinos, no: uno del invierno de 2005. Por si eso no fuera poco, se trata de un vídeo casero chapucero, con movimientos de cámara desquiciantes, con un montaje destemplado… En realidad, aproveché para hacerlo porque los pedagochos que no dan clase ni se manchan las manos con la tiza, exigen que los profesores hagan un determinado número de horas de sus cosas (sus de ellos, de los pedagochos) para poder cobrar la antigüedad en el trabajo. Y sus cosas son algo así como “Integración curricular de la perspectiva de género en la enseñanza de la literatura: autoras afroamericanas lesbianas y /o toxicómanas”; “Olvidando el magisterio: enseñar sin perspectiva jerárquica”. El primero es inconfesable; el segundo consiste en dar clase sentado donde el alumno, y el alumno sentado en el sitio del profesor. La cosa queda muy bien en preescolar y en primaria. El caso es que entre toda esa mierda encontré uno que se titulaba: “La edición de vídeo como recurso didáctico”; así, en cristiano. Me enseñaron a manejar los botones de una cámara y los de un programa llamado Pinnacle, y aquí están los únicos resultados de esa constructiva inversión pública en la formación docente.
      Lo que más gracia me hizo es que con el pretexto de grabar no participé en la competición… y acabé agarrando una señora jodida igualmente, sube para aquí, baja para allá, filma un poco a este, otro poco a esta otra…; además de principios de congelación tras una hora filmando en la cumbre del Toneo en plan quita guantes pon guantes con una ventisca digna de un rescate oyarzabalesco, tal y como se puede verificar en las imágenes correspondientes, que aunque sea montañero y escalador, no soy especialmente ochomilentiroso.

       El vídeo original tiene una duración de unos 30 minutos. Está albergado en Vimeo, dividido en tres partes de igual tamaño; pero aproximadamente, en la primera parte se puede ver el reconocimiento del circuito de la prueba de Fuentes de Invierno hecho el día previo a la competición por Keller y por mí; en la segunda la competición del domingo; y en la tercera, la competición de Payares del fin de semana siguiente. Ni que decir tiene que salen todos los competidores clásicos, a excepción de Marco el de la Paradona: Keller, Belderraín, Aguirre, Meré, Lucía, Benjamín, Avelino… y muchos más. El vídeo tiene para mí un incalculable valor sentimental (que es otra forma de referirse a las cosas que no valen para nada). Hay un inolvidable momento gafapasta, una metacita, al final de la primera parte y al inicio de la segunda, cuando Keller baja esquiando el tubo del Toneo con las banderas rojas para marcar el itinerario en la mochila; cómo no, un homenaje intertextual al maestro Kurosawa, grande entre los grandes (y vieyu entre los vieyos) y a Ran, peazo peliculón. El que la haya visto (en este blog, todos) ya sabe a qué me refiero. Aquí van, sucesivamente, las tres partes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s