Juan Rionda: no tomarás el nombre de Dios en vano

      Fijémonos en esta curiosa noticia aparecida en la prensa asturiana; en vano la busqué en la discreta página de la FEMPA. Se trata de aquello en la que la Federación emplea sus esfuerzos, con la que está cayendo, sin ir más lejos, con el asunto del nuevo Parque de las Ubiñas (en esta y en muchas otras entradas de Infofanatic se explica con mucha claridad), el cierre continuo de áreas de escalada, etc. Esta claro que su reino no es de este mundo, y que a Dios lo que es de Dios, y lo que es del César también:

       Y yo me pregunto, y cualquiera que no sea especialmente gilipollas se pregunta:
           1. ¿Por qué a mí no me lo vienen a traer a casa?
           2. ¿Quién lo pagó?
           3. ¿En qué junta federativa se aprobó, con qué criterio, bajo qué premisas?
          4. ¿Quién es este sujeto que se ríe de ellos? Es decir, ¿por qué a él? Me suena que es algo de una secta judía que seguía a un Mesías llamado el Nazareno; pero en mi pueblo, que no llega a los 15000 habitantes hay por lo menos dos obispos de otra secta judía seguidores igualmente de ése mismo Nazareno cuyos fieles la denominan, sencillamente, “el culto”. ¿Por qué a estos no se la llevan? ¿Y a los representantes de la religión del “Gran Spaghetti Volador” -con la que humildemente simpatizo- por qué no?
        5. ¿Puede ser tan burro este hombre que no haya escuchado hablar de la separación Iglesia-Estado? ¿Puede que desconozca la desaparición del Antiguo Régimen? ¿No sabrá acaso que no son únicamente los pecheros del tercer estado los que sostienen la res publica?
        6. ¿Es coherente esta actuación con los valores en función de los cuáles su partido, IU, nos viene pidiendo el voto en las elecciones? ¿Son estos comportamientos, precisamente, los que proporcionan los puestinos políticos a dedo, colgados del tetu de la administración pública que le corresponden en el reparto de poder a la susodicha coalición de -presuntamente- izquierdas?
      Podríamos seguir por el mismo camino, ad infinitum et ad nauseam, pero vamos a dejarlo así.
   Escucha Rionda: los humillados serán ensalzados, y los ensalzados serán humillados. Pero ya sabemos que tú, de los principios evangélicos, eres más partidario de los de Mateo: “a los que más tienen, aún más se les dará; a los que poco tienen, aún ese poco se le quitará”: el primero en dar negocio a los constructores, en apoyar cualquier obra e inversión insostenible y empobrecedora del erario público; en acudir fiel y solícito a amparar todas las decisiones de los poderes fácticos y fuerzas vivas de esta tierra. Lástima que los de la foto no tengan rabo para ver todos como lo mueven en presencia de Su Eminencia; no estaría mal el sonido para escucharlos piafar de alegría.
     Pasemos revista a la ejecutoria del infausto sujeto: pista y refugio en el Meicín; estación de esquí ruinosa en Fuentes de Invierno; intento de teleférico en Morcín; uso personal de los recursos públicos en el asunto de la virgen del Urriellu (helicóptero, números de la Benemérita) y así suma y sigue; al igual que no me dedico a escoger entre los cubos de basura de mi pueblo a ver cuál huele peor, no sigo sus andanzas más allá de lo inevitable, que no imprescindible. Y esto, por activa, causas apoyadas por  él y su gerontocracia. Pero lo peor es lo que no hizo, lo que no hicieron: no combatió la ley de turismo del Principado que PROHÍBE el vivaque y dormir en nuestros vehículos; no defendió la integridad paisajística y medioambiental del espacio físico en el que desenvolvemos nuestra actividad (no se trata de los chigres, no, ni de las casas de comidas); no manifestó oposición significativa a las prohibiciones continuas en las áreas de escalada (y las que vendrán). ¡Qué desdicha de sujeto! Lo más grave es que se trataba, a lo Gramsci, de “un compañero de viaje”, “uno de los nuestros”, rojo, comunista… Joder, esta gente tenía, teníamos, una visión antropológica del ser humano diferente, no mediada por relaciones económicas,un nuevo humanismo… Vaya puta falsa conciencia que tiene el amigo, conscience insatisfaite et culpabilisée de l’homme qui a le sentiment de n’avoir pas ou d’avoir mal respecté les valeurs morales. No puede ser otra cosa. Y yo mientras tanto NO ME FEDERO NO ME FEDERO NO ME FEDERO.

One thought on “Juan Rionda: no tomarás el nombre de Dios en vano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s